EDINA TOURS
www.edinatours.com
info@edinatours.com
+44(0)7762549759

La enternecedora historia de Tom Mackenzie, un niño abandonado que lucha por encontrar a su madre

En la década de 1930, dos jóvenes nacidos en Glasgow (Escocia), comenzaron una relación amorosa. Jane, por un lado, era una chica de 24 años, de familia protestante. Él, un joven de 19 años llamado Raymond, provenía de familia Católica. Esto, entre otras muchas diferencias, hicieron que ambas familias se posicionaran en contra de su relación.

 

La joven pareja, decidió marcharse a Londres para escapar de los prejuicios de sus familias, y allí permanecieron unos meses. Luego, Raymond se marchó a Sudáfrica con la esperanza de conseguir casa, trabajo, estabilidad...para poder ofrecerle a Jane una vida digna. La idea era que Jane se mudara a Sudáfrica tan pronto como él lograse tener trabajo estable y casa, pero las cosas no fueron tan fáciles como ellos creían.

 

Raymond, a través de correspondencia, le contaba a Jane lo complicado que era sobrevivir allí, no lograba encontrar trabajo, no estaban saliendo las cosas como habían planeado. Un par de semanas después de la marcha de Raymond, Jane recibió la noticia de su embarazo. Ella sabía que esto iba a provocar más angustia y presión en Raymond, así que decidió no decirle nada hasta que la situación en Sudáfrica no mejorara. Sin embargo, las buenas noticias desde Sudáfrica nunca llegaron.

 

Al contrario, Jane comenzó a recibir cartas de Raymond cada vez con menos frecuencia, hasta que finalmente perdió el contacto con él (hasta muchos años después). Así pues, Jane se vio sola en Londres, embarazada, sin recursos y sin posibilidad de volver a Glasgow, pues su familia no la aceptaría por el gran escándalo social que eso supondría.

 

Jane tomó la decisión de contactar con el Foundling Hospital, y éstos aceptaron que el bebé fuera dejado allí al poco de nacer. Jane prometió que en cuanto su situación mejorara, iría a buscar a su hijo, pero lo cierto es que el pequeño Tom creció sin saber nada de su familia, aunque al parecer, como veremos a continuación, su madre sí que intentó estar cerca de pequeño.

 

¿Cómo fue la infancia de Tom?

Tom junto a Janet y MonicaTom junto a Janet y Monica

El Foundling Hospital dio al bebé a una familia de acogida que vivía cerca del hospital, y durante los primeros cinco años, Tom creció creyendo que era hijo de una pareja llamada Elsie y Cecil, y que tenía dos hermanas, Janet y Monica. Tan sólo supo que era un niño en acogida cuando un autobús llegó al pueblo con la intención de recoger a todos aquellos niños del Foundling Hospital que estaban en acogida, ya que a los cinco años ya se consideraban aptos para vivir en el hospital, y no con una familia.

 

Tom recuerda perfectamente cuando le despojaron de su pequeño conejito de peluche con el que dormía cada noche. Recuerda el miedo que sintió al sentirse solo y perdido, mientras trataba de acostumbrarse al duro régimen del hospital en cuanto a su formación educativa y religiosa, no sabía por qué le azotaban cuando se portaba mal...

 

Realmente le tomó mucho tiempo entender el por qué él y otros 600 niños estaban viviendo en un hospital y en esas condiciones. El joven nunca tuvo constancia de que su madre intentara recuperarle, ni de que le enviara regalos por su cumpleaños y Navidad. Al parecer, su madre sí lo hizo, pero el Foundling Hospital creyó más conveniente ocultar esos regalos y no hablarle a Tom de su madre, ya que para ellos, Jane no reunía las condiciones requeridas para hacerse cargo de su hijo.

 

En 1949, cuando el pequeño tenía 11 años, una de las familias de acogida de verano, pidió su adopción, pero su madre no dio la aprobación (ya que su madre le quería de vuelta, aunque el hospital le negó esta posibilidad). Este hecho, hizo que Tom, en un descuido del hospital, pudiera tener acceso a la ficha de su madre. Con 11 años poco podía hacer, pero Tom guardó los datos con la ilusión de poder seguir el rastro de su madre en cuanto tuviera la edad suficiente para marcharse del hospital.

El joven Tom Mackenzie El joven Tom Mackenzie

A los 15 años, Tom dejó el Foundling Hospital y buscó su propio camino. A los 19 años, realizó el servicio militar y se mudó a Dingwall (norte de Escocia).

 

¿Por qué se mudó a Dingwall?

 

No fue casualidad. Gracias a los datos que había obtenido años atrás, sabía que su madre se llamaba Jane, y que estaba casada con un abogado de Dingwall, llamado Duncan Mackenzie. Así que al llegar al pueblo, Tom decidió llamar a todos los bufete de abogados del pueblo, preguntando por Duncan Mackenzie. A la tercera llamada que hizo, obtuvo una información muy valiosa. Duncan Mackenzie había trabajado en ese lugar, pero hacía poco que la familia se había mudado a Edimburgo, donde él trabajaba como abogado y su esposa como secretaria en el mismo bufete.

 

Automáticamente Tom hizo su maleta, y se fue a Edimburgo. Al día siguiente, Tom estaba en la recepción de la firma. Cuenta que llegó sin previo aviso, y se dirigió a la secretaria. Ésta, se levantó, lo miró y le dijo: "Buenos días, ¿le conozco? ¿le conozco, verdad?".

 

En ese momento, Tom supo que su madre le había reconocido, sabía que era él, el hijo que había abandonado 20 años atrás y que nunca pudo recuperar. Lo confirmó cuando Jane, tomó su mano y sin decir nada, comenzó a llorar.

 

A las 24 horas de este reencuentro, Tom no sólo conocía a su madre y al actual marido de ésta, sino que había conocido ya a sus tres hermanos, tíos, y tías. Incluso, su madre le llevó a Glasgow, donde se había asentado su padre biológico tras haber pasado muchos años en Sudáfrica.

 

¿Pero Raymond volvió de Sudáfrica?

 

Sí, no sabemos por qué dejo de escribir a Jane, pero si sabemos que Jane volvió a encontrarse con su ex novio de casualidad, cuando la hija de éste, y una de las hijas de Jane, coincidieron en el mismo colegio.

 

Por otro lado, Tom se mudó a la casa donde vivía Jane y Duncan. El matrimonio adoptó a Tom oficialmente a los 21 años de edad.

Tom junto a su madre, en su 80 cumpleañosTom junto a su madre, en su 80 cumpleaños

Así, pasaron unos años, hasta que Jane enviudó y al mismo tiempo, Raymond se divorció de su entonces esposa. El destino hizo que entonces, Jane y Raymond volvieran a retomar la relación sentimental que dos décadas atrás habían interrumpido.

 

Finalmente, Raymond murió de cancer con 71 años en 1990, y Jane murió en 1998.

 

¿Qué es de Tom Mackenzie hoy en día?

 

En la actualidad, Tom Mackenzie tiene 75 años, vive en Portsmouth (Inglaterra), tiene tres hijos y ya es abuelo. Se ha casado cuatro veces, como él mismo dice, ha tenido dos matrimonios infelices y dos felices (uno de ellos finalizó por el fallecimiento de su esposa).

 

Hace tan solo unas semanas se ha publicado un extraordinario libro escrito por el propio Tom, y lleva por título "The Last Foundling". El libro, por supuesto, trata sobre su apasionante vida, desde su niñez hasta el emocionante momento en el que por fin conoce a su madre y comienza a tener junto a ella la infancia que nunca había tenido.

Tom Mackenzie en la actualidadTom Mackenzie en la actualidad

¡Muchas gracias por leernos! 

 

Esperamos que este post te haya resultado interesante. Si te ha gustado, no dudes en darle a ‘me gusta’ y compartir con tus amigos en las redes sociales.