TURISMO DE CALIDAD EN ESCOCIA

COVID-19 EN ESCOCIA: Actualmente estamos en la fase 3 de la desescalada con posibles restricciones durante el otoño. Más información →

En Edina Tours tenemos un compromiso con la calidad turística porque somos profesionales formados en turismo. Apostamos firmemente por la calidad, por lo que estamos en contra del turismo de masas. Por eso, nuestros tours, excursiones y viajes por Escocia se realizan para un máximo de 8 viajeros. Es decir, nunca te pondremos en un bus ni con 15 ni con 50 personas que no conoces. Ofrecemos servicios guiados para grupos siempre y cuando vengan juntos (por ejemplo colegios, universidades, asociaciones de vecinos, incentivos de empresas...), lo hagan en privado y el itinerario sea sostenible. A continuación, te explicamos con más detalle qué es y porqué rechazamos un turismo de masas.

¿Qué es el turismo de masas?

El turismo ha ido creciendo de manera continua en prácticamente todo el mundo hasta convertirse hoy en día en uno de los dinamizadores económicos más importantes y de más rápido desarrollo a nivel global. Para aprovechar ese tirón económico, han surgido miles de empresas en todo el mundo que se enfocan en el turismo de masas, aunque no se anuncien como tal.

Cuantos más turistas, mejor. ¿Por qué hacer una excursión para 8 personas cuando se puede llenar un bus de 55 plazas? Ese es el pensamiento básico de un turismo de masas o también llamado turismo masivo, cuyo objetivo es generar grandes cantidades de dinero sin tener en cuenta la calidad que se ofrece. 

Incluso los propios gobiernos tienden inicialmente a caer en la trampa de promocionar la masificación turística por esa misma razón; se traduce en dinero rápido y fácil. Sin embargo, este tipo de turismo es totalmente insostenible en el tiempo. Tiene enormes efectos y consecuencias negativas, sobre todo a medio y largo plazo. 


Los peligros del turismo de masas

Precariedad laboral e intrusismo laboral

Una empresa que surje para aprovechar el tirón del turismo, solo busca maximizar sus beneficios al máximo y para ello, va a sacrificar la calidad para conseguir más cantidad. Lo primero que se sacrifica es la figura del guía de turismo profesional y se le sustituye por una persona que sea capaz de aprenderse unas cuantas historietas de memoria, pero sin formación en turismo ni como guía (recomendamos leer la situación de los guías de turismo en Escocia). 

Por lo tanto, al no ser profesional del sector, esa persona estará más que dispuesta a trabajar por una tarifa mucho menor que la de un guía profesional. De hecho, hasta hemos llegado al punto de que se considere normal en muchos países europeos pagarle al "guía" a base de propinas (lo cual sería impensable en cualquier otra profesión) o que la empresa le pague alrededor del mínimo por hora que marque el gobierno del país. No solo hablamos de malas condiciones laborales sino que, además, estamos hablando del destrozo y la denigración del guía profesional que se ha formado y cualificado oficialmente. 


Consejo: comprueba siempre, vayas a donde vayas, que el guía contratado pertenezca a la asociación oficial de guías del país o región (puedes saber cuál es la asociación oficial de un país a través de la federación europea (FEG) y la federación mundial (WFTGA)). Así, estarás evitando colaborar con la precariedad laboral y ayudarás a luchar contra el intrusismo laboral.


Deterioro del entorno y de la cultura local

La avalancha de turistas provoca destrozos irreparables en la fauna, en la flora y en el patrimonio tangible, y genera toneladas de basura y malestar en las comunidades locales. Ejemplos como el de la ciudad de Venecia ponen los pelos de punta, donde hay 60.000 habitantes contra 30 millones de turistas cada año. Por otro lado, a la larga, el propio turista se termina cansando y rechaza ese destino por estar masificado, es decir, que aparte de quedar destrozado, ese destino perderá valor y reputación.

Al fin y al cabo, ¿a quién le gusta realmente viajar así? 

Venecia llena de gente, sufriendo el turismo de masas

La foto muestra el turismo en Venecia. Escocia, en general, no está todavía al nivel de masificación de ciudades como ésta (aunque en agosto, Edimburgo se parece bastante a lo que se ve en la foto), pero nos estamos acercando peligrosamente a un punto de no retorno, y de seguir así, es simplemente cuestión de tiempo que destrocemos el país con una actividad turística masiva, sin control y altamente perjudicial


Consejo: A quien practica o se nutre de un turismo de masas, le interesa concentrar a todos los turistas en una época concreta del año (lo que conocemos como temporada alta) para, por ejemplo, poder llenar autobuses. De lo contrario, sin turismo de masas, no podrían subsistir debido a los precios reducidos con los que operan. En Escocia, esa temporada alta es julio y agosto, pero Escocia existe más allá de julio y agosto, así que si quieres ser parte de la solución, te animamos a viajar en otros meses (desde principios de abril hasta finales de octubre puedes hacer con nosotros tours de varios días por Escocia, y en invierno seguimos ofreciendo tours a pie en las principales ciudades de Escocia así como la mayoría de nuestras excursiones de un día desde Edimburgo). 


En cuanto a la cultura, la masificación turística conlleva a la pérdida de la identidad y autenticidad de los destinos turísticos y sus gentes. Es decir, la cultura del lugar (gastronomía, música, moda, tradiciones, idioma, religión...) se transforma para adaptarse al turista, en lugar de que el turista se empape respetuosamente de la cultura del lugar. 

Hartazgo de la población local

Cuando el turismo comienza en una región, al principio, los locales están contentos pues es un dinamizador económico. Sin embargo, cuando el turismo se desborda y comienzan a llegar miles de turistas sin control alguno, comienzan los problemas, y cuando llegan esos efectos negativos del turismo, es cuando la gente local comienza a hartarse y a rechazar a los turistas. Podríamos citar ejemplos extremos como los de Magaluf, Lloret de Mar o Salou en España para que te hagas una idea. 

Concretamente, en Escocia, la población no ha llegado todavía al nivel de hartazgo que hay en estos lugares, pero si que hay algunos puntos turísticos en donde la población está comenzando a sufrir las terribles consecuencias del turismo de masas y, si no cambiamos algo, será inevitable que los escoceses terminen sintiendo rechazo hacia la actividad turística.

Ya que hemos hablado de la formación y profesionalidad de los guías de turismo, debes saber que éstos juegan un papel crucial en el comportamiento de turistas. Si no tiene la formación adecuada, no sabrá como manejar el turismo de manera sostenible. Por ejemplo, hemos visto a muchos animando a sus turistas a apilar piedras en zonas naturales, a poner candados en puentes, a acceder a sitios donde no deberían estar y un largo etcétera que pone los pelos de punta. Mira la siguiente imagen...

Zona natural en Escocia destrozada por el apilamiento de piedras Locales en Escocia quitando las pilas de piedras montadas por turistas

Se trata de una zona natural de Escocia donde los turistas destrozaron el paisaje al montar estas ridículas pilas de piedras que parecen estar de moda y que no significan nada aquí. Además, esta práctica provoca erosión en el paisaje y son un peligro para los animales (y para las propias personas). Fueron los propios locales los que se reunieron y las quitaron.

Hazte una pregunta, ¿crees que si un guía estuviera correctamente formado animaría a sus viajeros a hacer semejante barbaridad?


Todo esto del turismo de masas suena mal, no cabe duda, pero entonces...¿cómo se convence entonces a los turistas para que formen parte de un turismo destructivo?

Fácil. Se hace con teoría básica de gestión empresarial: el coste total medio de un producto disminuye vertiginosamente a medida que aumenta la producción. Aplicado al turismo, significa que, por ejemplo, cuanta más gente quepa en un bus, más barata va a ser la excursión. Es decir, que un turismo de masas es, en teoría, más barato que un turismo de calidad. Sin embargo, en la práctica, a veces la diferencia de precio es ínfima. Pero incluso la más ligera diferencia de precio resulta muy atractiva para el comprador y ahí está el éxito del turismo de masas. 

No obstante, puede que tras leer este artículo te hayas dado cuenta de que, como se suele decir, lo barato, tarde o temprano, sale caro. 

Sin embargo, hay motivo para la esperanza. Cada vez son más los clientes que huyen de hacer tours, excursiones o viajes con decenas de personas que no conocen y se decantan por un turismo de mayor calidad, donde se respete el entorno y donde se reciba un servicio profesional y cualificado.

En Edina Tours, desde nuestros orígenes a finales de 2011, hemos estado comprometidos con la formación, la calidad y la sostenibilidad.

Seguimos y seguiremos trabajando en esta línea para que las generaciones futuras puedan seguir disfrutando de la naturaleza, la cultura y las tradiciones de Escocia.