MUJERES QUE CAMBIARON EL CURSO DE LA HISTORIA DE ESCOCIA

COVID-19 EN ESCOCIA: Actualmente estamos en la fase 3 de la desescalada. Más información →

Día Internacional de la Mujer

Cada 8 de Marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, en el que se le rinde homenaje a las mujeres que han contribuido o que en la actualidad siguen poniendo su granito de arena en la lucha por la igualdad con el hombre. Este día se celebra oficialmente en muchas ciudades y países del mundo, aunque tuvo su origen en Dinamarca en el año 1911.

Nosotros queremos darte a conocer algunas de las muchas mujeres escocesas (o británicas que dejaron huella en Escocia) que en el siglo XIX fueron capaces de jugar un rol definitivo y novedoso en la sociedad, logrando así un cambio radical en la posición social y política de la mujer para siempre.

Cabe destacar que estas mujeres no fueron las primeras en alzar la voz, años atrás otras muchas lo hicieron, pero lamentablemente fueron acusadas de brujería y sentenciadas a morir, bien fuera en la hoguera o ahogadas.


Mujeres importantes de la historia de Escocia

Susan Ferrier (7 de septiembre de 1782 - 5 de noviembre de 1854)

Susan FerrierFue una novelista escocesa que nació en Lady Stair's Close (Ciudad Vieja de Edimburgo) pero vivió prácticamente toda su vida en 25 George Street (Ciudad Nueva de Edimburgo). Escribió tres novelas: "Marriage", "The Inheritance" y "Destiny", todas publicadas anónimamente ya que Susan temía la reacción de la sociedad (y de su padre) al enterarse de que una mujer escribía.

En 1852 fue cuando realmente se quitó los temores y admitió públicamente ser la autora de esas obras. Susan murió dos años más tarde y está enterrada en el cementerio de St Cuthbert en la capital escocesa. 

Louisa Stevenson (15 de julio de 1835 - 13 de mayo de 1908)

louisa stevensonLouisa nació en Glasgow en el seno de una familia comerciante y humilde. En 1854, cuando su padre se retiró, la familia se mudó a Edimburgo, donde Louisa se convirtió en una de las fundadoras de la Escuela de Cocina de la ciudad y alentó a otras mujeres a hacer lo mismo en Reino Unido. Louisa luchó contra la pobreza, teniendo como objetivo principal mejorar la calidad en la atención sanitaria hacia los más desfavorecidos.

Su gran labor la llevó a convertirse también en la primera mujer que formaría parte de la junta directiva del hospital de Edimburgo. También formó parte de la Asociación en Edimburgo por la educación universitaria para mujeres, organización que logró su objetivo en 1892 cuando las universidades escocesas permitieron finalmente que las mujeres pudieran estudiar y obtener un título.

Por último, mencionar que Louisa Stevenson representó a las sufragistas de Edimburgo en una reunión con el entonces Primer Ministro, Campbell-Bannerman en 1906 (sigue leyendo, más abajo te contamos quiénes fueron las sufragistas).

Sophia Jex-Blake (21 de enero de 1840 - 7 de enero de 1912)

Sophia Jex-BlakeNació en Inglaterra, donde siendo todavía estudiante, en 1859, obtuvo un puesto como profesora de matemáticas, trabajo que realizó durante dos años, eso sí, sin ser remunerada, ya que su padre rechazó el permiso que necesitaba para aceptar un salario.

En un hospital para mujeres y niños en Boston conoció a una de las doctoras pioneras del país, Lucy Sewell, quien se convirtió en su gran amiga. Sophia trabajó un tiempo como asistenta médica en el hospital para mujeres y niños en Boston, cosa que sirvió para que la joven decidiera luchar para convertirse en doctora. Intentó matricularse en Harvard en 1867 pero fue rechazada. Intentó ser aceptada en otros colegios de medicina, pero ninguno aceptaba mujeres.

Finalmente, en 1869 consiguió ser aceptada en la Universidad de Edimburgo, aunque el camino no iba a ser fácil. Sophia, junto con otras seis mujeres (a quienes se les conoce hoy en día como "las siete de Edimburgo", pues fueron las primeras siete mujeres que entraron a estudiar medicina en una universidad británica), tuvo el apoyo de algunos seguidores, pero las siete se vieron también presionadas por sus opositores.

En 1870 hubo incluso un motín como protesta. Tantas fueron las presiones de sus compañeros varones que en 1873 fueron informadas de que no iban a obtener ningún título oficial de la Universidad de Edimburgo. Esto no frenó a Sophia, que siguió estudiando y en 1873 completó sus estudios en Berne. Un año después, contribuyó a la fundación de la escuela de medicina para mujeres en Londres. Sophia regresó luego a Edimburgo donde abrió un dispensario en Grove Street. Finalmente en 1886 estableció la escuela de medicina para mujeres en Edimburgo

Sophia Jex-Blake compartió su vida sentimental con la escritora escocesa Margaret Todd y, tras retirarse en 1899, vivieron el resto de sus vidas en Rotherfield (sur de Inglaterra), donde Sophia murió en 1912, y su pareja lo hizo 6 años más tarde, aparentemente quitándose deliberadamente la vida.

Elsie Inglis (16 de Agosto de 1864 - 26 de Noviembre de 1917)

Elsie InglisElsie Inglis fue una innovadora doctora y conocida sufragista nacida en la India. Se mudó a Edimburgo con su familia donde fue relativamente afortunada para lo que era la época. Sus padres consideraban que la educación de su hija era tan importante como la de su hijo, así que la joven pudo acceder a educación privada, y más tarde, decidió libremente estudiar medicina en la entonces nueva escuela de medicina para mujeres de Edimburgo (como ya sabes, establecida por Sophia Jex-Blake de la que acabamos de hablar).

En 1894 abrió un centro médico con Jessie MacGregor (compañera de estudios), y también estableció un hospital materno llamado The Hospice para mujeres pobres. Se le considera toda una filántropa, ya que a menudo renunciaba a sus honorarios e incluso era ella la que corría con los gastos del tratamiento para sus pacientes.

Es bien sabido que Elsie Inglis estaba en desacuerdo con el nivel de atención médica hacia la mujer, lo cual la llevó a ser activa en el campo de la política y ser clave en los primeros años de la federación escocesa por el sufragio femenino.

Pero no fue nada de esto lo que realmente la hizo famosa, sino sus logros durante la Primera Guerra Mundial. Colaboró con la creación de una organización fundada con el objetivo expreso de proporcionar hospitales de socorro para los Aliados. Esta organización participó activamente en el envío de equipos de socorro a Francia, Serbia y Rusia.

Ella misma estuvo en Serbia, donde su trabajo en la mejora de la higiene redujeron el riesgo de Tifus y otras epidemias comunes en la zona. En 1915 fue capturada y repatriada, pero no se rindió. Empezó a recaudar fondos para mandar a un equipo sanitario de mujeres hacia Rusia, equipo encabezado por ella que llegó a Odessa en 1916, aunque tan sólo pudo trabajar durante un año, ya que un cáncer hizo que Elsie Inglis tuviera que regresar a Reino Unido, donde murió en 1917 en Newcastle upon Tyne (a unas dos horas y media de Edimburgo).

Se le rindió tributo en la Catedral de San Gil en Edimburgo tres días después de su fallecimiento, y la prensa dijo de ella y su equipo de mujeres: "brillarán y serán recordadas siempre en la historia".

Maria Stopes (15 de Octubre de 1880 - 2 de Octubre de 1958)

marie-stopesMaria nació en Edimburgo y se convirtió en la primera mujer que asistió a la Universidad de Manchester.

Fue una gran luchadora por los derechos de la mujer, ganándose la fama por ser pionera en el control de la natalidad tras la publicación de un manual sexual llamado "Married love" en el año 1918. Además, fundó la primera clínica de control de natalidad en Londres, ofreciendo consejos gratuitos y tratamientos asequibles económicamente. Obviamente, fue muy criticada por trabajar en este campo y su clínica fue el blanco de muchas protestas, protestas que finalmente sólo le dieron más fama.

Es indudable que Maria Stopes fundó la base de las clínicas o consultas de salud sexual que conocemos hoy en día. 

Emmeline Pethick-Lawrence (21 de Octubre de 1867 - 11 de Marzo de 1954)

Emmeline_Pethick-LawrenceEmmeline nació en Inglaterra y a los 8 años fue enviada a un colegio interno. Fue miembro del Suffrage Society donde, en 1906, conoció a Emmeline Pankhurst (activista política que lideró el sufragio femenino en Reino Unido) . Emmeline Pethick-Lawrence se convirtió en tesorera de la Unión Social y Política de Mujeres (WSPU en inglés), logrando recaudar más de 130000 libras en seis años.

Junto a su marido, Frederick Lawrence (con el que se casó en 1901) lanzó la publicación "Votos para la mujer". Fue arrestada y llevada a prisión en 1912 por conspiración (supuestamente tenían pruebas de que había roto ventanas en medio de protestas). Este incidente, hizo que la joven activista fuera expulsada del WSPU. Fue entonces cuando se unió al movimiento "The United Suffragists", participando en el Congreso de la Paz para mujeres de 1915 en La Haya (Países Bajos). 

Por último, cabe destacar que los colores representativos del sufragio femenino fueron elegidos por esta luchadora. Escogió el violeta (símbolo de sangre real), el blanco (símbolo de pureza) y el verde (símbolo de esperanza).

A continuación te dejamos una imagen de la banda sufragista que se vestía durante las protestas públicas. Si visitas el People's Museum de Edimburgo (en la Royal Mile) podrás conocer más sobre esas manifestaciones.

suffragette sash


¿Qué es el sufragio femenino? ¿Cómo se desarrolló en Escocia y en el resto de Reino Unido?

En 1900, las mujeres escocesas no tenían derecho pleno al voto. Podían votar en elecciones locales, pero no podían votar para el Parlamento, y esta injusticia hizo que muchas mujeres se sintieran ofendidas y enfadadas.

Las mujeres que querían tener derecho pleno a votar, sin restricciones, eran conocidas como "Suffragists" o "Suffragettes" (la palabra Suffrage viene del latín "voto"), y entre ambos términos habían ciertas diferencias que explicaremos a continuación.

El primer grupo de sufragistas en Escocia apareció sobre 1860. Las sufragistas exigían poder votar ya que entendían que esto era un derecho humano básico. Exigían justicia e igualdad para todas las mujeres, y aquí viene la diferencia entre Suffragists y Suffragettes.

Las suffragists se manifestaban de manera pacífica, usando tácticas legales para conseguir su objetivo, mandaban peticiones al Parlamento, escribían cartas a diferentes líderes políticos, repartían folletos entre la población, organizaban reuniones y charlas para dar a conocer su proyecto...y así estuvieron durante más de 30 años, hasta que llegamos a 1900, cuando empezaron a surgir nuevas activistas. Las nuevas activistas tenían el mismo objetivo que las ya conocidas Suffragists, pero la nueva generación de activistas no era tan pacífica, y estaban dispuestas a romper la ley e ir a prisión con tal de defender sus creencias. A este nuevo grupo de activistas, se les conoce como suffragettes.

Las Suffragettes vertían ácido en los buzones de cartas, se encadenaban a las barandillas, rompían ventanas, rajaban retratos del Rey...incluso llegaron a intentar prender fuego a edificios o lugares importantes (por ejemplo, Leuchars Railway Station). Cuando eran llevadas a prisión, las Suffragettes solían rechazar la comida y hacer huelga de hambre.

En 1914, Reino Unido y Alemania entraron en guerra, y muchos grupos sufragistas decidieron suspender sus campañas hasta que la guerra finalizara. La Primera Guerra Mundial fue el motivo por el que las campañas disminuyeron, pero al mismo tiempo, también fue un impacto en la vida de las mujeres ya que muchas comenzaron a trabajar en fábricas, granjas, servicios de emergencia...es decir, en trabajos que hasta el momento se habían considerado no aptos para mujeres. Estas mujeres, fueron decisivas y aportaron una gran ayuda al país, lo cual hizo que en 1918 el Parlamento aceptase que las mujeres mayores de 30 años pudieran votar.

Era un gran paso, pero aun era injusto, pues los hombres si podían votar al tener la mayoría de edad (21 años), por lo que las protestas continuaron su curso hasta 1928, cuando finalmente el derecho al voto pleno y sin restricciones fue concedido a la mujer, en igualdad con el hombre. La democracia finalmente había triunfado, y las activistas del sufragio, habían ganado la dura y larga batalla. 

Con esto, finalizamos este artículo especial para el Día Internacional de la Mujer, siendo este nuestro modo de rendir homenaje a todas esas mujeres, en especial a las fallecidas durante las protestas y revueltas del Sufragio Femenino en Reino Unido, que lucharon para cambiar la historia, para crear igualdad, para crear un mundo más justo.




Etiquetas: Edimburgo , Glasgow , Historia