LA INDEPENDENCIA DE ESCOCIA

COVID-19 EN ESCOCIA: se prevé que se reanude la actividad turística, según el gobierno escocés, el próximo 15 de julio. Más información →

No es un secreto que en Escocia hay una buena parte de la población con deseos de independizarse del Reino Unido. Aunque este artículo lo escribimos tras los eventos de 2014, hemos querido actualizarlo para abarcar la historia de la lucha por la independencia de Escocia desde su origen moderno hasta la actualidad (2020), así como responder a algunas preguntas que suelen surgir al respecto de este complejo tema.

¿Es Escocia un país independiente?

En este momento, no. Escocia siempre fue una nación independiente hasta que por ciertos motivos políticos y económicos, a principios del siglo XVIII se terminó uniendo a Inglaterra y conformando lo que hoy en día conocemos como Reino Unido. El Reino Unido es un país formado a su vez por cuatro países constituyentes que son Escocia, Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte. Tienes que tener en cuenta que la parte sur de la isla de Irlanda no es parte de Reino Unido desde que lograron su independencia en 1921. 

Por otro lado, cuando hablamos de Gran Bretaña, nos referimos solamente a Escocia, Inglaterra y Gales sin contar con Irlanda del Norte.

A mucha gente le confunde llegar a Edimburgo y encontrarse con el Parlamento escocés. En 1997 hubo un referéndum para decidir si Escocia debía recuperar su parlamento (lo que conocemos como devolución del parlamento). Un 63.5% votó a favor. Sin embargo, el parlamento escocés no tiene competencias para legislar libremente. Por ejemplo, el parlamento escocés tiene libertad para legislar en Sanidad o Educación pero no en Inmigración (lo cual más adelante traería muchos problemas). Los asuntos "no devueltos" al parlamento escocés, deben seguir debatiéndose y legislándose desde Westminster (Londres).


Referéndum para la independencia de Escocia de 2014

En 2014 Escocia fue trending topic a nivel mundial. La mañana del 19 de Septiembre de 2014 amanecíamos con la noticia de que Escocia había dicho NO a la independencia. Pero vamos a recapitular y ver cómo ha sucedió todo desde el comienzo.

Enero de 2012

Alex Salmond, el entonces Primer Ministro escocés desde el año 2007, consigue aprobación real y política para llevar a cabo un referéndum de independencia. David Cameron, el que era Primer Ministro británico, concede la petición con ciertas condiciones:

-El referéndum debe celebrarse lo antes posible para evitar que la economía salga perjudicada. Calculan que todo ocurrirá a mediados de 2013. Finalmente Alex Salmond consigue algo más de tiempo y se llega a un acuerdo sobre la fecha aproximada: otoño de 2014.

-La papeleta de votación debe ser clara y concisa. La pregunta será “¿Debería Escocia ser un país independiente?” y tan sólo se podrá marcar la casilla YES o la casilla NO. Es decir, no habrá espacio para abstenciones.

Alex Salmond y David Cameron firman acuerdo sobre referéndumAlex Salmond y David Cameron firman acuerdo sobre referéndum

Marzo de 2013

La fecha exacta del referéndum es anunciada por el Gobierno escocés: 18 de Septiembre de 2014.

Con las votaciones ya como hecho real, comienzan a surgir opiniones y a debatirse temas de Estado: reparto de la deuda británica, moneda que utilizará Escocia, etc…También salen a la luz los primeros sondeos de opinión: parece que el Sí no obtiene demasiado respaldo (entre 25%-35%).

Primer semestre de 2014

Ha llegado el año. Cada vez se habla más acerca de la posible independencia de Escocia. Los grupos políticos empiezan a hacer notar sus campañas, que oficialmente son:

  • YES – Campaña a favor de la Independencia de Escocia. Lanzan un logotipo sencillo pero claro, simplemente la palabra YES (que significa Sí). Tan sólo el periódico independentista escocés Sunday Herald se pronuncia claramente a favor de la independencia del país. En cuanto al panorama político internacional, el catalán Artur Mas es de los pocos que apoyan la campaña (movido por lo que algunos consideran la similitud entre el caso escocés y el catalán).

    Actores como Robbie Coltrane, Sean Connery, Kevin McKidd y Alan Cumming admiten públicamente estar a favor de la Independencia de Escocia, al igual que los músicos Bjork y Amy Macdonald, el tenista Andy Murray y el escritor Irvine Welsh.

 Yes campaing

  • BETTER TOGETHER – Campaña a favor de permanecer en el Reino Unido. Significa “Mejor juntos”. Logotipo también en tonos azules y lema conciso: “No, Thanks” (No, gracias).  Periódicos como Daily Mirror, The Herald, The Daily Telegraph, The Guardian, The Scotsman o The Times abogan por la unión y apoyan la campaña de Better Together.

    También lo hacen conocidos políticos como Tony Blair, Hilary Clinton, Mariano Rajoy y Barack Obama, o personajes famosos (actores, músicos, escritores, deportistas…) como John Barrowman, Michael Douglas e Ewan McGregor, Susan Boyle, David Gilmour, Mick Jagger, Paul McCartney, Rod Stewart, David Beckham y J.K. Rowling.

 No campaing

  • Ni sí, ni no. Obviamente muchas empresas, organizaciones, periódicos y personajes famosos desearon permanecer neutros, como es el caso de la BBC, STV, Daily Record, Royal Bank of Scotland, varias universidades o por ejemplo, la agencia nacional de turismo Visit Scotland. Tampoco se posicionaron famosos actores y músicos como Gerard Butler, Billy Connolly, Chris Hoy, Annie Lenox, James McAvoy, Paolo Nutini, David Tenant o el mismísimo Vladimir Putin (Presidente de Rusia).

Segundo semestre de 2014

A partir del mes de junio, se comienza a notar en las calles de las grandes ciudades un incremento de población posicionándose a favor o en contra de la independencia. Poco a poco, la fiebre del referéndum llega incluso a los pueblos más pequeños y recónditos de Escocia. Banderas escocesas y posters en las ventanas  de casas particulares dejan claro que los escoceses van a decidir.

 

En este punto, David Cameron ya ha rogado a los escoceses que voten NO y permanezcan en el Reino Unido, y promete más poderes para el Gobierno escocés desde Westminster si se rechaza la independencia.

Incluso la Reina Isabel II se ha pronunciado al respecto tras tener varias reuniones con David Cameron. La Reina se muestra tranquila y alegre pues los escoceses democráticamente podrán decidir su futuro, pero aconseja que se vote con la cabeza fría y que lo piensen bien, pues si la Independencia se materializa, ya no habrá vuelta a atrás.

Grandes concentraciones de simpatizantes del YES se dan lugar en ciudades como Glasgow. Da la sensación de que los posters del YES impregnan Escocia, mientras que carteles del “No, Thanks” parecen estar ahora en minoría.

 

 

La campaña del Yes acusa a sus rivales de meter miedo a la población, ya que una de las bazas principales de la campaña de Better Together es el lema “It’s not worth the risk” (No vale la pena arriesgarse). Temas como la incertidumbre económica de Escocia como país independiente hace que muchos escoceses tengan muchas dudas sobre su voto.

 

La llegada del 18 de Septiembre también da lugar a la imaginación y el humor. Fotografías como ésta se hacen virales en las redes sociales de todo el mundo.

Aquí podemos ver una imagen retocada en la que David Cameron y Alex Salmond se han intercambiado las caras.Aquí podemos ver una imagen retocada en la que David Cameron y Alex Salmond se han intercambiado las caras

Ésta otra, sacada debajo del castillo de Edimburgo, simulan prendas de ropa tendida en las que se puede leer “Vota Sí, Vota con los pantalones limpios” (haciendo referencia al miedo que Better Together había extendido entre parte de la población).

18 de Septiembre de 2014

Ha llegado el gran día. Los escoceses deciden su futuro. Desde primera hora de la mañana (7 AM) hasta las 10 de la noche, se abren las urnas de votación. Miles de escoceses salen a la calle para hacer valer su derecho democrático al voto.

A las 10 de la noche, se cierran las votaciones, y comienza el recuento de votos.

Se anunciará la decisión de cada condado (Escocia tiene 32 condados) a diferentes horas de la madrugada, comenzando sobre la 1 AM.

Orkney y Shetland fueron los primeros en anunciar sus votos. Un 67% en Orkney votó NO, mientras que un 64% lo hizo en Shetland. Más aun no estaba nada decidido, los recuentos no habían hecho más que comenzar.

A lo largo de la madrugada se dieron a conocer las votaciones de los condados escoceses, y aunque el NO iba en cabeza, lo hacía por muy poca diferencia. Finalmente, sobre las 5 de la mañana se pudo confirmar que, a falta de algunos condados por emitir su decisión, Escocia había decidido: NO A LA INDEPENDENCIA, SÍ A LA UNIÓN.

De entre todos los condados, cabe destacar que tan sólo Glasgow, Dundee, West Dunbartonshire y North Lanarkshire votaron SÍ, aunque como se puede ver a continuación, en muchos condados estuvo reñido e incluso empate 50%-50%.

 

Recuento final

Ha sido un evento histórico y único en la historia de la democracia, ya que el 84.6% de la población ha votado.  En cifras, 2.001.926 votantes (55.3%) han rechazado la independencia mientras que 1.617.989 votantes (44.7%) han estado a favor de la misma.

A primera hora de la mañana, Alex Salmond comparecía en los medios aceptando la derrota, pero apuntaba que no consideraba esto como una derrota, más como un hito para la democracia dada la participación casi masiva de los escoceses. Alex Salmond indicaba que respetaba la decisión de esos más de 2 millones de personas que votaron NO, pero también reconocía la importancia de ese más de millón y medio que deseaba independizarse. Considera que esto debe ser un aviso para Westminster y ahora sólo tiene miras al futuro, donde espera ansiosamente por esos poderes que Reino Unido prometió a Escocia si no prosperaba el proceso de independencia.

Finalmente, Alex Salmond no descarta que, dado lo reñido del resultado, en un futuro pueda volverse a celebrar otro referéndum. Hay incluso rumores que apuntan que puede llegar a celebrarse en 2020, aunque sólo son eso, rumores. Tal y como se esperaba, Alex Salmond dimitió en noviembre de 2014. El mando de su partido, el Scottish National Party, lo tomó Nicola Sturgeon al día siguiente, quien lleva al frente del gobierno escocés desde entonces.

Muchos han amanecido esta mañana con tristeza,  otros en cambio, contentos. Escocia ha sabido debatir con educación, desde el respeto y sin altercados.


¿Qué es el Brexit?

La aguas revueltas no se calman con el NO del referéndum de 2014. Muchos escoceses votaron NO por miedo a que la economía diera un vuelvo y el nivel de vida se viese fuertemente afectado. Otros, pro-europeos, votaron que NO porque la Unión Europea apoyaba, como era normal entonces, a Reino Unido, y cerraba la puerta a la incorporación de Escocia como país independiente a la Unión Europa.

Sin embargo, en 2015, el que todavía era Primer Ministro británico, David Cameron, anuncia ante la sorpresa de muchos, un referéndum para decidir si Reino Unido debe seguir dentro de la Unión Europea o si debe romper las relaciones con éste ente. Se celebrará el 23 de junio de 2016. Curiosamente, David Cameron hace campaña en contra del Brexit, y pide a los británicos que voten a favor de quedarse en la UE. 

Los resultados fueron muy justos en Reino Unido en general (51.89% a favor del Brexit, 48.11% en contra) y muy claros en Escocia, donde sus 32 condados votaron por mayoría en contra del Brexit (38% a favor del Brexit, 62% en contra). Irlanda del Norte también votó a favor de quedarse en la UE por un 56%. Inglaterra y Gales votaron a favor del Brexit.

Es decir, Reino Unido = cuatro países. Dos votan que NO, dos votan que SÍ pero muy justo. Aún así, el gobierno británico decide seguir adelante con el Brexit a pesar de estar diviendo al país política, económica y socialmente. Aquí comienza a hablarse nuevamente de un referéndum de independencia para Escocia.


Segundo referéndum de independencia en Escocia

El gobierno escocés, liderado por el Scottish National Party con Nicola Sturgeon a la cabeza, considera que las circunstancias han cambiado dramáticamente desde el referéndum de independencia de 2014. En aquel momento, como hemos explicado, Escocia debía elegir si quería independizarse del Reino Unido o no; la independencia del Reino Unido implicaba la salida de la Unión Europea y, de hecho, la membresía de la Unión Europea fue una de las bazas usadas por los "unionistas" para convencer a Escocia de que estar con Reino Unido era el único modo de estar en la UE.

Dos años más tarde, aunque Escocia vota en contra del Brexit, se ven obligados igualmente a abandonar la Unión Europea porque Reino Unido así lo ha decidido. 

Ahora, el gobierno escocés considera que es momento de preguntarle a su población si desean estar en Reino Unido y fuera de la UE, o si desean estar fuera de Reino Unido y dentro de la UE. La Primera Ministra de Escocia ha tenido diversas reuniones con los líderes de la UE y parece ser que, ahora, Escocia sí sería bienvenida en la unión sin ningún tipo de dilación.

En 2019 el gobierno escocés confirmó su intención de celebrar un segundo referéndum, seguramente a finales de 2020 o principios de 2021. Sin embargo, la pandemia Covid-19 ha frenado los planes y Nicola Sturgeon ha declarado que lo primero es salvar a la población y cuando estemos todos seguros, retomará las labores para allanar el camino hacia la independencia.

Según las últimas encuestas del propio gobierno británico, el apoyo a la independencia en Escocia habría aumentado hasta un 49% (recordemos que sus propias encuestas daban de un 25 a un 35% de apoyo a la independencia en 2014 y que el resultado real fue de un 44.7%, por lo que se estima que el apoyo a la independencia es, en la actualidad, mucho más fuerte de lo que indican las encuestas británicas).




Etiquetas: Historia